El planeta Monsiváis. Por Arturo García

CRÓNICA

Por Arturo García.

Fotos: Barry Domínguez.

El planeta Monsiváis

Hoy en su cumpleaños 83 lo recordamos

Si alguien se propusiera hacer una biografía intelectual de Carlos Monsiváis, podría encontrar en esta serie fotográfica de Barry Domínguez un punto de partida y una guía infalibles. En una decena de imágenes el fotógrafo reúne –tumultuosas, elocuentes– muchas de las incontables querencias, pasiones y aficiones que alimentan la obra de uno de los personajes más influyentes y singulares de la vida pública nacional, en los últimos 40 años.

         Siempre con una actitud entre huraña y dócil hacia las cámaras, Monsiváis se las ha arreglado para ser uno de los miembros más conocidos de la intelectualidad mexicana. Su rostro es un ícono de la cultura contemporánea del país. Proverbial “ajonjolí de todos los moles”, la imagen del escritor es una presencia constante en las páginas de los periódicos, en revistas de toda índole y en la televisión. Memorable es aquella portada de Tele-Guía que compartió con Lucía Méndez, y su actuación caracterizado como Santa Claus ebrio en la película Los Caifanes, o su participación como extra en un videoclip de Luis Miguel.

         Retratar a un personaje tan visto y tan fotografiado suponía un reto y un riesgo inmensos, de los cuales Barry Domínguez ha salido airoso. Para empezar, trasciende el tópico de los gatos que oportunos y displicentes suelen aparecer en cuanta fotografía se le toma a Monsiváis en su casa. Omnipresentes como su dueño, Domínguez no los omite, ni tendría forma de hacerlo, pero amplía la mirada, modifica el punto de vista y nos revela que los felinos forman parte de un universo más rico y sugerente.

         Indiscreto, curioso y sagaz, pero al mismo tiempo sensible y atento, el fotógrafo propone a través de estas fotos una expedición por los espacios íntimos y cotidianos del escritor, autor de Amor perdido, Días de guardar, Los rituales del caos y otros títulos imprescindibles para entender el México de los últimos 30 años.

         Así, los vemos en una panorámica singular, sentado frente a su escritorio desbordado de libros, revistas, periódicos, en una imagen que condesa la variedad y amplitud de sus intereses. Después Domínguez se va al detalle en un recorrido que empieza en le muro donde se despliegan varias de referencias personal e intelectualmente más entrañables de Monsiváis: Salvador Novo, Jorge Cuesta, Agustín Lara, un autorretrato de José Clemente Orozco, los ojos indomables de María Félix.

         Entre los méritos de las fotos obtenidas por Barry Domínguez, cabe destacar su atención al detalle que resume en vasto universo mosivaíta. Ejemplar es esa en que un muñeco de Mil Máscaras se yergue retador sobre una pila de libros antiguos: literatura y cultura popular, dos de las grandes pasiones del cronista que en ese sentido ha dicho: “No concibo un trabajo periodístico e intelectual que no se funde en la admiración”.

         Por esa ruta, Domínguez llega hasta la misma recámara del escritor, donde entre un orden inesperado, destaca el perchero con la ropa cuidadosamente doblada Monsiváis y la cabecera de madera, desgastada en aquella parte donde seguramente el escritor ha apoyado por años la cabeza en noches de febril lectura. Y sobre la cama, cómo no, dos gatos. Y sobre el muro al que da la cabecera, otro grupo de fotos, cuadros y pinturas que representan otras tantas pasiones de Monsiváis.

         Y no puede ignorarse aquel entrepaño de un librero donde conviven más muñecos de luchadores con los bustos en miniatura de los políticos e intelectuales del siglo XIX mexicano que contribuyeron a definir de manera decisiva muchas las más profundas convicciones del escritor: Benito Juárez, Guillermo Prieto, Gabino Barreda, Mariano Escobedo, Melchor Ocampo, Ignacio Manuel Altamirano.

         El registro de este universo en la intimidad cotidiana de Carlos Monsiváis, es claramente uno de los principales aportes en esta fotos de Barry Domínguez.

Carlos Monsiváis. Foto: Barry Domínguez.
Carlos Monsiváis. Foto: Barry Domínguez.
Carlos Monsiváis. Foto: Barry Domínguez.
Carlos Monsiváis. Foto: Barry Domínguez.
Carlos Monsiváis. Foto: Barry Domínguez.
Carlos Monsiváis. Foto: Barry Domínguez.
Carlos Monsiváis. Foto: Barry Domínguez.
Carlos Monsiváis. Foto: Barry Domínguez.
Carlos Monsiváis. Foto: Barry Domínguez.
Carlos Monsiváis. Foto: Barry Domínguez.

Arturo García Hernández. Colaborador de Fotogrammas.

(Ciudad de México, 1961). Formó parte del grupo fundador del periódico La Jornada, de cuya Sección Cultural fue responsable de 1989 a 1992 y donde actualmente se desempeña como reportero. En 1988 obtuvo el Premio Sinaloa de Periodismo Cultural. Es coautor de la investigación Antecedentes, orígenes y evolución de las secciones culturales en los diarios mexicanos, realizada con apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes. En 1998 publicó el libro No han matado a Tongolele, biografía de la bailarina del mechón blanco, popular a mediados del siglo pasado. En 1999 publicó en La Jornada el reportaje seriado sobre el caso Gloria Trevi y su representante Sergio Andrade, que sirvió de base a la serie documental El recuento de los daños, transmitida por Televisa en 2000, de la cual también escribió el guión. Fue cronista de los Cuadernos del Auditorio Nacional que se publicaban anualmente registrando los espectáculos que ahí tienen lugar. Es también coautor del libro Los 100 años de la UNAM, publicado recientemente por La Jornada para conmemorar el centenario de la máxima casa de estudios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .